Resumen: El ensayo muestra las características del barroco conceptista y culterano del siglo xvii y las similitudes con el neobarroco latinoamericano. Propone la creación de dos vertientes del neobarroco: el conceptista y el culterano, ambas comparadas con el primer barroco. Asimismo, presentan las características del neobarroco propuesto, en donde se pretende insertar Cien años de soledad y en donde también se puntualizan las características que fundamentan la propuesta.

Palabras clave: Neobarroco, Barroco, Conceptismo, Cultismo

Ver  texto completo PDF

RESUMEN: El presente artículo busca introducir al lector en la visión fenomenológica del filósofo francés Maurice Merleau-Ponty, así como en su interpretación de la obra husserliana en la relación epistemológica entre hombre y mundo. Además, muestra la ruptura entre experiencia inmediata y enunciación discursiva, esto es, entre experiencia sensible y pensamiento racional. En él se denota la posible relación, o influencia, entre el pensamiento merleaupontiano y la obra zambraniana.

PALABRAS CLAVE: Fenómeno, Encuentro, Mundo, Conocimiento

Ver  texto completo PDF

Snowpiercer (2013) is one of the few movies that covers it all: has excellent cinematography, a strong acting lead and a wonderful and thoughtful story. Besides, it became my favorite movie instantly, like love at first sight.

Ver  texto completo PDF

RESUMEN: Este escrito aborda un problema teórico recurrente entre los historiadores, el cual consiste en confundir estilos artísticos con periodos históricos. Se busca aclarar el error de pensar que a una época le corresponde un estilo específico con un determinismo que va más allá de la decisión o de la voluntad del artista. En ocasiones, el nombre de algunos estilos les han servido a los historiadores para designar épocas, por ejemplo: el Renacimiento, el Barroco o el Neoclásico. Por tanto, se pretende corregir la simpleza mental de pensar que el arte o el pensamiento producido en el periodo virreinal de México es barroco o que el calificativo de virreinal pudiera explicar las características formales de una pieza de arte.

PALABRAS CLAVE: Estilo, Periodización, Teoría de la Historia

Ver  texto completo PDF

logo_tlamatini

banner_tlamatini2

El segundo número de Tlamatini. Mosaico humanístico invita al lector a sumergirse en la historia para que, después de la zambullida, logre mirarse y formarse interrogantes que habrán de responderse mediante la reflexión, la conversación o el hacer cotidiano. En esta emisión, todos compartimos un solo objetivo: mirar/nos.

Para abrir este juego de miradas, María Lourdes Ortiz Boza invita al historiador −y a todos nosotros a través de él− a reflexionar sobre los medios de comunicación masiva, los cuales se han convertido en fenómenos sociales donde la información vive un proceso natural de emisión-recepción. En este juego de entradas y salidas convergen intenciones y se transmiten conocimientos. Por todo ello, el estudioso está llamado a preservar la memoria histórica, a permanecer atento a las herramientas empleadas por el hombre y, sobre todo, a ser crítico frente a los procesos humanos que nos involucran.

El cambio es inherente al individuo; por ello, cada día, es el resultado inacabado de un proceso educativo, de la socialización, de la reflexión, de la convivencia con el otro. Esta experiencia podemos encontrarla en el Quijote, del gran Cervantes, como nos lo hace saber Juan Carlos Carmona, quien concentra su estudio en Sancho, personaje complejo que es motivado por sus deseos y sus aspiraciones de poder. Esta fidelidad a los ideales hace de Sancho un referente del ser humano.

Este ejercicio de reflexión doble −pues nos reflejamos en el otro y ello se vuelve objeto del pensamiento− está presente en “Dos por uno”, texto dramático de Rodolfo Soto, donde una relación entre dos personas nos muestra el material emotivo del que estamos hechos todos. En esta escena única, la comunicación, como proceso de expresión, se convierte en un impedimento para realizar los deseos.

Dicha ruptura entre lo que somos, lo que fuimos y lo que queremos ser tiene como marco al neoliberalismo, realidad que nos fragmenta en tanto individuos y nos constriñe a una masa. Esta situación, según Abdiel Rodríguez, debe ser tratada desde las Humanidades, pues tienen como objeto de estudio al hombre y a sus manifestaciones. En su artículo, el autor nos invita a interrogar el deber-ser de las disciplinas humanísticas, a las cuales considera en crisis por los esquemas de Estado que gobiernan nuestras formas de pensar y educar. De este modo, el panameño pone en el centro de la discusión nuestra función como humanistas.

Sin duda, las materializaciones de las pasiones humanas son un espejo donde se refleja aquel o aquella que las crea, pero, al mismo tiempo, son un crisol social en el que se deja ver una época y una forma común de pensar: una búsqueda compartida por los individuos. Así, la producción de documentos cubiertos con piel humana es una manera, según Teresa Villseñor, de contarnos una historia, así como de abrir los ojos al valor cultural de los libros. El artículo que nos presenta esta autora, permite, de una manera escalofriante, conocer las pasiones que nos atraviesan como sociedad, desde hace algunos siglos atrás.

Este segundo número ofrece, por un lado, la mirada anclada de Isael Baeza a través de dos imágenes, las cuales pretenden ser un ejercicio fotográfico que exprese las posibilidades del retrato de la realidad. Ante tal dupla, el espectador ha de situar lo que ve a un contexto que lo abraza y lo constituye como sujeto, también anclado al tiempo.

Por otro lado, la reseña de Betsy Castillo, sobre Gramática y adquisición en la enseñanza del español como lengua extranjera, siembra en nosotros la intención de profundizar en el conocimiento del idioma que nos confiere una identidad, pues la lengua nos hermana y nos individualiza.

Preciso parece mencionar que esta revista digital se construye con la mirada de muchas personas que reflexionan sobre el contexto del que formamos parte. Así, las ilustraciones que aparecen en este número han sido realizadas por diseñadores gráficos y un artista plástico, quienes expresan las ideas centrales de cada texto a partir de su talento como ilustradores.

En suma, estimados lectores, Tlamatini. Mosaico humanístico nos llama a reconocer la individualidad de nuestros haceres cotidianos, siempre ligados al hacer social del que somos unidad funcional, atravesada por el deseo.

 

Descargar: Tlamatini 2

Escena única

Al iniciar la escena, existe cierta tensión entre los personajes; aunque están incómodos no lo hacen evidente. Después de una larga pausa, expresan:

Uno: ¿Por qué te fuiste?

Dos: Vamos, no comencemos con esto…

Uno: No es comenzar, es terminar.

Dos: ¿Qué?

Uno: Que no hemos terminado del todo.

Dos: Pero, qué es terminar o comenzar.

Uno: No sé, pero no comencemos con estas discusiones filosóficas que tanto daño nos hicieron.

Dos: ¡Cuál filosofía, por favor! Además tú comenzaste con la pregunta.

Uno: Comencé para terminar…

Dos: Vamos, y caemos en el mismo punto otra vez.

Pausa

Uno: ¿Por qué te fuiste?

Dos: (Con cierta incomodidad) Mira… dejemos esto por nuestro bien. ¿Por qué me llamaste?

Uno: Porque necesito que me digas por qué te fuiste.

Dos: (Sin pensarlo) Mira corazón…

Uno: No me llames así.

Dos: Entonces, ¿cómo?

Uno: No sé, tú eres quien lo sabe todo. Llámame nariz o hígado o uñas o lágrimas, como quieras, menos así.

Largo silencio incómodo. La tensión va aumentando

Dos: ¿Entonces?

Uno: Entonces espero tu respuesta.

Dos: (Tratando de mantener la calma) Date cuenta que ninguno de los dos necesitamos esto. No llevamos ni cinco minutos viéndonos y ya estamos de pleito.

Uno: ¿Por eso te fuiste? ¿Te fuiste huyendo de los problemas?

Dos: No, no. No es eso.

Uno: ¿Entonces?

Dos: Entonces nada.

Pausa. La tensión sigue aumentando

Uno: ¿Te fuiste porque ya no había nada entre nosotros?

Dos: (Toma su tiempo para reflexionar y contesta) No sé cómo responder a eso.

Uno: ¿Cómo?

Dos: ¿Cómo! Así de sencillo, como siempre me lo pediste. No sé, no sé; de la acción de no saber. Fin.

Pausa

Uno: Eso me da miedo.

Dos: Miedo… nostalgia… alegría… enamoramiento… ¡bah!, tú siempre tienes que sentir algo.

Uno: ¿Y qué si no?

Dos: Yo qué sé.

Uno: Se supone que todo. Se supone.

Dos: Mira, tengo bastante superado ese juego, así que olvidémoslo.

Uno: Bueno, creo que es todo. Adiós.

Dos: ¿Es todo? ¿Así, tan sencillo?

Uno: Sí, así tan sencillo. Adiós.

Dos: Espera.

Uno: Dime.

Dos: No sé… ¡No sé!

Uno: ¿Por qué no le hacemos caso? Es decir, a la razón, y nos vamos cada quien por su camino.

Dos: No puedo. Yo no puedo volver atrás. Tu pregunta me taladra en la cabeza, y es que en realidad no sé por qué me fui. Ni siquiera sé si me fui o tú me alejaste. No sé si fui yo quien no dejaba de pensar en cada movimiento, en cumplir con mis responsabilidades que son muchas, date cuenta. No sé si he trabajado tanto en vano. O quizá fuiste tú quien me iba alejando con cada caricia, con cada beso, con cada una de esas horrendas y magníficas formas que tienes para querer a la gente, para amarla. Quizá me alejaste cuando me hiciste ver que yo también me puedo romper… y no me quiero romper, no me puedo romper.

Uno: Lo único que quería era ayudarte…

Dos: No necesitaba ayuda. Si la hubiera necesitado habría visitado al psicólogo, no a ti.

Uno: Y yo habría visitado al cardiólogo… pero te preferí; porque no había mejor antídoto para mis arritmias que escucharte decir que todo iba a estar bien, o verte planear una solución para el problema. ¡Tú siempre tenías una solución para cada problema! Me dabas seguridad, confianza. Sabía que mientras yo dormía tú seguías trabajando, a veces hasta en sueños. Sabía que no me ibas a dejar caer; por eso yo trataba de cuidarte; pero, como no sé nada de psicología, lo hacía con besos, con abrazos, con caricias, no encontraba otra manera.

Pausa larga, emotiva y reflexiva

Uno y Dos: (al mismo tiempo) Quiero decir…

Uno: Dime.

Dos: No, dime tú.

Uno: Si no puedes contestar por qué te fuiste, al menos dime por qué me quisiste.

Dos: Te equivocas. Yo no sé qué es eso, solo que parecía tan lindo que lo intenté, pero no pude. Jamás te quise.

Dos se levanta, se disculpa y hace un pequeño gesto de despedida. Se retira

Uno:
(Para sí) No entiendo.

Oscuro, lento.

Las imágenes que forman parte de la presente publicación tienen como objetivo central explorar la fotografía. En esta ocasión, no se pretende expresar una idea a través del documento visual, sino convertirlo en un objeto de estudio.

En el contexto de las desapariciones forzadas conocidas, como la de 43 estudiantes, y aquellas que no se nombran, el fotógrafo muestra que la imagen se instaura como una pieza histórica, pues en ella converge una realidad, un individuo y su contexto; por eso, aquello que se ve nos permite descubrir lo aparentemente invisible y nos hace comunes en el acto de mirar. En otras palabras, los espectadores podemos, junto con el artista, analizar y analizarnos en lo que vemos.

En suma, desde una posición “ingenua”, el capturador de imágenes no escapa a la expresión de una postura social, humana o estética, inherente a la fotografía, sino que, dado que no la entiende como un medio, pues como un fin en sí mismo, nos permite caer en la cuenta de que la imagen anclada al tiempo es un espejo entre lo heteróclito del universo.

serie1

serie2

El presente escrito esboza el estudio de José María Brucart, relacionado con la enseñanza del español como lengua extranjera, en el cual define las variables y perspectivas del autor respecto de su enseñanza.

De acuerdo con la estructura del artículo, al autor le competen algunas problemáticas a las que se enfrentó Chomsky, como: parámetros y principios, competencia lingüística y dispositivo de adquisición del lenguaje. Sin embargo, también recurre a los estudios posteriores a la Teoría de la Gramática Universal, hablando de la importancia de la competencia comunicativa, didáctica de las lenguas, hipótesis del input, monitorización, control adaptativo del pensamiento (act, por sus siglas en inglés), interlingua, marcaje de parámetros, teoría de los ficheros, acomodación y abstracción, con lo que enriquece el estudio y vislumbra la complejidad del tema y su aplicación a la docencia.

Ver texto completo PDF

RESUMEN: El presente artículo es una compilación de historias, donde los protagonistas son los libros encuadernados en piel humana. Con sus orígenes en Europa durante el siglo xvi y su auge en el xix, nos recuerdan que no solo el contenido de un libro es importante, sino también su materialidad.

PALABRAS CLAVE: Encuadernación en piel humana, Bibliopegia antropodérmica, Encuadernación

Ver texto completo PDF