logo_tlamatiniNueva época, Año 3, Número 5, julio-diciembre de 2016

Toluca, México.

notas

 

Los festejos por el sesenta aniversario de la Facultad de Humanidades son marco de celebración y de reflexión, pero, sobre todo, son un agradable pretexto para reforzar la identidad de los humanistas que se gestan en este Organismo Académico de la Universidad Autónoma del Estado de México.

La naturaleza crítica de la comunidad de Humanidades deviene en la creación de textos académicos reflexivos y atentos a la realidad, así como de textos creativos que tratan de dar cuerpo a los sentimientos que generan distintas experiencias vividas. Al mismo tiempo, se concreta en la creación de estrategias que fomentan la cuidadosa relación entre el hombre y su medio. Todo ello permea la conformación del quinto número de Tlamatini. Mosaico humanístico que presentamos.

Como cada semestre, este número ha quedado constituido por textos que emanan de los estudiosos de las diferentes licenciaturas de la Facultad, los cuales fueron ilustrados por diseñadores gráficos de la Facultad de Arquitectura y Diseño. Nuestra única manera de agradecerle a cada uno de los participantes es defendiendo el derecho a la libre expresión, la exposición crítica del pensamiento y la hermandad entre seres humanos.

El trabajo que abre esta edición es el de una amiga y compañera durante mucho tiempo de esta publicación, Ana Karen Flores Estrada, quien haciendo uso de su percepción, nos entrega un bosquejo sobre los narcocorridos. En “Narcocorridos. Los cantos de guerra”, Karen explica la temática de un registro oral determinado. A través de ello, brinda las características, así como los fundamentos sociales y ontológicos de una manera cotidiana de expresión en México, sobre todo en el norte del país.

A este trabajo,  sigue una interesante reflexión sobre el proceso electoral que se vive en Estados Unidos. Los derroches de tinta y el uso de recursos visuales para reseñar la contienda de los candidatos a la presidencia de dicho país han permitido conocer dos discursos fundamentalmente iguales, pero distintos en su retórica. El texto de José Luis García Silva, “Las dos caras de la demagogia”, se concentra en la configuración de la imagen que dichos juegos discursivos ha provocado.

Frente a este tenso panorama, presentamos una recomendación de Andrea Ávila Nava. A través de su reseña, Andrea nos invita a ver –o rever– una de las obras cumbres del cine mexicano de la naciente década de 1960, dirigida por Roberto Gavaldón y actuada por el grande –desde entonces– Ignacio López Tarso: Macario. A través de una sencilla contextualización y rescatando los elementos folclóricos de un México en aparente desarrollo, la autora nos anima a conocer la adaptación cinematográfica de uno de los textos emblemáticos de Bruno Traven.

Mediante un sencillo trazo, Gerardo Carrión Villalpando (médico de la Facultad de Humanidades) nos invita a conocer las cartas suicidas de Andrés Caicedo, Virginia Woolf y Kurt Cobain. Nos parece que “Lo que dejaron atrás: famosas notas suicidas” tiene un doble propósito: por un lado, hacernos doler con las palabras de despedida de personas a las que admiramos; por otro, reconocernos en su angustia y en su desolación como humanos.

El quehacer cotidiano de los estudiantes de las diferentes licenciaturas es de gran importancia, sobre todo cuando éste repercute en el bienestar del ambiente. Así lo demuestra el proyecto Jóvenes ecologistas, por medio del cual se promueve la reutilización y el reciclaje de diferentes materiales. Este grupo de creativos y aguerridos universitarios es un ejemplo de organización, objetividad y pasión por la vida.

Este quinto número cierra con los poemínimos de Jared Hernández González, una de las voces juveniles en constante crecimiento del Estado de México. La oportunidad de conocer sus letras es, al mismo tiempo, la oportunidad de mirarnos.

Esperamos que este nuevo número motive la reflexión y el diálogo entre personas, sobre todo en un contexto histórico donde las diferencias y las libertades se someten a juicio y se ponen en riesgo. Sea siempre la palabra.

Descargar: Tlamatini 5